domingo

BIZCOCHO BORRACHO





INGREDIENTES:
Bizcocho recién hecho
Agua 250 ml (un vaso)
Vino moscatel o licor al gusto 250ml  (un vaso)
Azúcar  250gr (un vaso)
Coco rallado/en polvo al gusto
Canela molida



 PREPARACION:
Poner el agua y el azúcar a medio fuego removiendo hasta que empiece a hervir,

Añadir el vino y esperar hasta que la mezcla espese un poco, añadir un poco de canela y retirar del fuego.

Poner el coco en un plato

Una vez tenemos el coco en un lado y el almíbar en otro es el momento de emborrachar el bizcocho, para esto lo troceamos.

                                             Rebozamos cada trozo en el almíbar.


Acto seguido, rebozamos en el coco y se deja en una bandeja, así hasta terminar todo el bizcocho.



PD. También puedes añadir espolvorear canela por encima una vez terminado de rebozarlo.


POLLO REBOZADO AL ESTILO AMERICANO



INGREDIENTES:
 Alas con toda su piel — esencial para el sabor
 Dos huevos
 Medio vaso de leche entera
Dos tazas de harina
Dos cucharaditas rasas de pimienta negra
Tres cucharaditas rasas de sal
Tres cucharaditas rasas de polvo de ajo
 Una cucharadita rasa de orégano
Dos cucharaditas rasas de polvo de cebolla
Una cucharadita rasa de pimentón dulce
Media cucharadita rasa de tomillo
Media cucharadita rasa de romero
Abundante aceite  para freír
Una cacerola profunda o freidora



Preparación:
• Mezclar los ingredientes secos: (especias, sal y la harina) y removerlo bien todo, un truquito es hacer esto en una bolsa de esas de congelación, llenarla de aire cerrarla con dos vueltas y mover, de esta forma los ingredientes se mezclan perfectamente.

• Batir los huevos con la leche
• Meter un trozo de pollo en la mezcla de huevo
• Acto seguido  en la  mezcla de harina — quitar exceso
• Meter una segunda vez en la mezcla de huevo
• Acto seguido en la  mezcla de harina — quitar exceso
• Meter una tercera vez en la mezcla de huevo
• Acto seguido en la  mezcla de harina — quitar exceso
Ya están listas para freír…

• Calentar el aceite en una cacerola profunda o en la freidora a 300º F
• Yo las frio los dos primeros minutos con el fuego un poco alto y después lo bajo casi al mínimo durante 15/20 minutos
• Cuando esté bien dorado, poner en papel de cocina  antes de servir para que escurran bien el aceite.


RECOMENDACIÓN: Aparte de las tres cucharaditas de sal que echamos en la mezcla de harina yo echo un poco al pollo en crudo ya que el sabor de este es mucho mejor pues la sal de la mezcla es para eso para el rebozado, no actúa sobre el pollo.

Disfruten de la receta, un saludo.

FÁBULA - DE LOS DOS LOBOS


El jefe de una tribu Cheerokee le habla a su nieto acerca de la vida.
Le dice:

Dentro de cada uno de nosotros hay dos lobos constantemente luchando.

Uno de los lobos es el mal:
La ira, la envidia, la codicia, la arrogancia, la mentira, la soberbia…

El otro es el bien:
La alegría, la paz, el amor, la humildad, la generosidad, la verdad, la compasión y la fe.

Esta misma pelea ocurre dentro de cada uno de nosotros.

El niño se queda pensando en lo que le había dicho su abuelo.
Pasado un tiempo le pregunta:
¿Qué lobo ganará?

“Aquel al que alimentes”

PARÁBOLA - EL HOMBRE Y EL MUNDO


Un científico, Pasaba días en su laboratorio en busca de respuestas para sus dudas.

Vivía preocupado con los problemas del mundo, estaba empeñado en  encontrar los medios para solucionarlos.

Cierto día, su hijo de 7 años invadió su santuario decidido a ayudarlo a trabajar.

El científico, nervioso por la interrupción, le pidió al niño que fuese a jugar a otro lado.
Viendo que era imposible sacarlo, el padre pensó en algo que pudiese darle con el objetivo de distraer su atención.

De repente se encontró con una revista, en donde había un mapa con el mundo, justo lo que precisaba.



Con unas tijeras recorto el mapa en varios pedazos y unto con un rollo de cinta se lo entregó a su hijo diciendo: "como te gustan los rompecabezas, te voy a dar el mundo todo roto para que lo repares sin ayuda de nadie".


Entonces calculó que al pequeño le llevaría varios días componer el mapa, pero no fue así. Pasadas algunas horas, escuchó la voz del niño que lo llamaba calmadamente. “Papá, papá, ya hice todo, conseguí terminarlo.
"Al principio el padre no creyó en el niño"
.

Pensó que sería imposible que, a su edad haya conseguido recomponer un mapa que jamás había visto antes. Desconfiado, el científico levantó la vista de sus anotaciones con la certeza de que vería el trabajo digno de un niño. Para su sorpresa, el mapa estaba completo.



Todos los pedazos habían sido colocados en sus debidos lugares. ¿Cómo era posible? ¿Cómo el niño había sido capaz?- Hijito, tu no sabías cómo era el mundo, ¿cómo lo lograste?- Papá, yo no sabía cómo era el mundo, pero cuando sacaste el mapa de la revista para recortarlo, vi que del otro lado estaba la figura de un hombre.

Así que di vuelta los recortes y comencé a recomponer al hombre, que sí sabía cómo era.
 "Cuando conseguí arreglar al hombre, di vuelta la hoja y vi que había arreglado al mundo".



PARÁBOLA DEL TIEMPO - LAS PIEDRAS DE LA VIDA



Un Experto Asesor de empresas en Gestión del Tiempo quiso sorprender a los asistentes a su conferencia. 

Sacó de debajo del escritorio un frasco grande de boca ancha. Lo colocó sobre la mesa

 junto a una bandeja con piedras del tamaño de un puño y preguntó:
¿Cuantas piedras piensan que caben en el frasco?

Después de que los asistentes hicieran sus conjeturas, empezó a meter piedras hasta que llenó el frasco. Luego preguntó:
¿Está lleno?.

Todo el mundo lo miró y asintió.
Entonces sacó de debajo de la mesa un cubo con gravilla. Metió parte de la gravilla en el frasco y lo agitó. Las piedrecillas penetraron por los espacios que dejaban las piedras grandes.
El experto sonrió con ironía y repitió:
  ¿Está lleno?.

Esta vez los oyentes dudaron, Tal vez no.
¡Bien!. Y puso en la mesa un cubo con arena que comenzó a volcar en el frasco. La arena se filtraba en los pequeños recovecos que dejaban las piedras y la grava.
¿Está lleno? preguntó de nuevo. ¡No!, exclamaron los asistentes.

- Bien, dijo, y cogió una jarra de agua de un litro que comenzó a verter en el frasco.

  Bueno, ¿qué hemos demostrado?, preguntó. Un alumno respondió:
- Que no importa lo llena que esté tu agenda, si lo intentas, siempre puedes hacer que quepan más cosas.   

- ¡No!,concluyó el experto:
- Lo que esta lección nos enseña es que si no colocas las piedras grandes primero, nunca podrás colocarlas después.  

¿CUALES SON LAS GRANDES PIEDRAS EN TU VIDA?.
¡TUS HIJOS, TUS AMIGOS, TUS SUEÑOS, TU SALUD, LA PERSONA AMADA!.
RECUERDA, PONLAS PRIMERO. 

  ...El resto encontrará su lugar...


FABULA - EL ALACRÁN



Un maestro oriental vio cómo un alacrán se estaba ahogando
decidió sacarlo del agua, pero cuando lo hizo, el alacrán lo picó.
Por la reacción al dolor, el maestro lo soltó, y el animal cayó al agua  


De nuevo estaba ahogándose. El maestro intentó sacarlo otra vez, y
otra vez el alacrán lo picó.




Alguien que había observado todo, se acercó al maestro y le dijo:
"Perdone, ¡usted es terco! ¿No entiende que cada vez que intente
sacarlo del agua lo picará?".


El maestro respondió:
"La naturaleza del alacrán es picar, y eso no va a cambiar la mía
que es la de ayudar". Y entonces, ayudándose de un palito, el maestro sacó al animalito del agua y le salvó la vida.



No cambies tu naturaleza si alguien te hace daño; sólo toma precauciones.

FABULA - CLAVOS QUE DEJAN HUELLA



Esta es la historia de un muchachito que tenia muy mal caracter. Su padre le dio una bolsa de clavos

 Le dijo que cada vez que perdiera la paciencia, deberia clavar un clavo detras de la puerta.


 El primer dia, el muchacho clavo 37 clavos detras de la puerta. 


Las semanas que siguieron, a medida que el aprendia a controlar su genio,clavaba cada vez menos clavos detras de la puerta.
 

Un día descubrio que era mas facil controlar su genio que clavar clavos detras de la puerta. Llego el dia en que pudo controlar su caracter durante todo el dia.
 Despues de informar a su padre, este le sugirio que retirara un clavo cada dia que lograra controlar su caracter.

 Los dias pasaron y el joven pudo anunciar a su padre que no quedaban mas clavos para retirar de la puerta...


Su padre lo tomo de la mano y lo llevo hasta la puerta. Le dijo: "has trabajado duro, hijo mio, pero mira todos esos hoyos en la puerta.. Nunca mas sera la misma. Cada vez que tu pierdes la paciencia, dejas cicatrices exactamente como las que aqui ves.

 
Tu puedes insultar a alguien y retirar lo dicho, pero del modo como se lo digas lo devastara, y la cicatriz perdurara para siempre. Una ofensa verbal es tan dañina como una ofensa fisica"